jueves, 2 de diciembre de 2010

...de la misma correa

Si tuviese un perro lo llamaría Dios; lo colmaría de atenciones tan sólo a cambio de un poco de obediencia.

2 Motivaciones:

mi otro yo dijo...

jajaja quizás también sería interesante "Dios Mío" por si se te escapa en la calle y lo tienes que llamar...

Lunática (R.) dijo...

Perfecto :)

Publicar un comentario