miércoles, 28 de abril de 2010

Regomello

Este sentimiento es inexplicable, y lo que no se puede explicar no puede ser bueno.

lunes, 26 de abril de 2010

Resurgitar

El primer café de la mañana me sabe a beso de buenas noches en la boca del estómago.

miércoles, 21 de abril de 2010

Apología del miedo

En el libro El corazón la sabe, que rinde homenaje a Dámaso Alonso, se recoge la siguiente experiencia del gran poeta:

"En enero de 1954 preparé mi viaje a EEUU. Mi trabajo en materias de la literatura y lingüística me había dejado sin escribir poesía desde 1946. (...) Para ir a América resolví hacerlo en un barco pequeñito que salía desde Barcelona. La circulación, a todo largo de la costa española fue estupenda: un mar admirablemente tranquilo. Pero desde que pasamos el estrecho de Gibraltar, el agua empezó a alterarse y al cruzar frente a las Islas Azores los bandazos fueron tremendos y las olas de temerosa altura. Yo me fuí aterrado a mi cabina. Me senté en la butaca que se baqueteaba por el brutal movimiento y yo ni sé lo que me pasó. Sin duda había en mí un terror intenso: el violento temporal me enfrentaba con el miedo al naufragio y la muerte.
Ocurrió que sin darme yo cuenta me puse a escribir, era en verso. Escribí este poema:


martes, 13 de abril de 2010

Autoespina

Quererse uno mismo lo justo como para no hacerse daño.

lunes, 12 de abril de 2010

Lost

El día que todo vuelva a su sitio
nosotros estaremos fuera de lugar.

miércoles, 7 de abril de 2010

Vocaciones tardías

Cumpliendo una larga condena, encerrado en su solitaria celda, un repulsivo pederasta puede que llegue a pensar: "Lástima, tendría que haberme hecho cura".

domingo, 4 de abril de 2010

La última juerga

Hoy, Juan B. nos concede una entrevista en exclusiva y pone algo de luz en las muchas sombras que acompañan a las últimas horas de su amigo Jesús: