domingo, 2 de octubre de 2011

Traslación y Redención

Por cómo amanece, creo que la noche se siente culpable.

Publicar un comentario