lunes, 29 de diciembre de 2008

Cobardía (II): al descubierto

Permanecer indiferente es comprometedor.
Andrés Neuman


Tratando de esconderme quedé al final expuesto;
al fondo de mi cueva se hallaba la intemperie.

3 Motivaciones:

Francisco M. Ortega Palomares dijo...

Te expreso mi gratitud por haber colocado mi 'blog' entre tus vínculos. Paso a enlazarte, igualmente, y aprovecho para enviarte un saludo cordial.

Indigo dijo...

paso rapidito pa dejarte el primer abrazo del año ^_^

franco dijo...

Qué increíble. La caverna vuelta túnel. Lo único desesperante que te falta vivir, o sobre lo que te faltaría escribir en esta situación, es que se te derrumbe ya la cueva.

Publicar un comentario