domingo, 14 de diciembre de 2008

Crecidos en el castigo

Algunas derrotas nos hacen invisibles;
otras nos vuelven fluorescentes.

1 Motivaciones:

franco dijo...

¿Dónde ponés todas las palabras innecesarias que dejás de lado? Me impresiona esto.

Publicar un comentario