jueves, 6 de diciembre de 2012

Primera enseñanza

Dos bebés descansan en cunas contiguas y ya hacen balance de las escasas horas que llevan en este mundo. Desde el paritorio atrona el plañido incesante de un nuevo recién llegado.
"Sabes colega, no sé qué nos espera, pero me parece que es demasiado pronto para aprender a llorar."

0 Motivaciones:

Publicar un comentario