miércoles, 12 de mayo de 2010

IIII

Duele pensar que con cada golpe
apenas quiebras una lágrima
de ese mar que cae sobre tu espalda.
Que buscas cumbres bajo las simas del hambre,
y que todo lo fugaz te es necesario.
Que te ahoga el sinfín de los caminos,
pues la inmensidad es una cárcel;
y aquí, entre estos muros,
sólo encuentras consuelo en el olvido.

1 Motivaciones:

V a v o dijo...

la inmensidad es una carcel, y "la eternidad, horas perdidas."

Ya lo estaba extrañando. bravo!

Publicar un comentario